¿Sabía que el hecho de que los bebés no tengan dientes no significa que no puedan tener caries?  Los dientes de leche ya están presentes en el bebé al nacer, se encuentran ocultos en la mandíbula y suelen hacerse visibles en torno a los 6 meses de vida.

Por tanto, ante la posible aparición de la caries en bebés y la posterior destrucción del diente con el dolor que conlleva, es muy importante mantener las medidas de higiene oral adecuadas. Además, instaurar unos buenos hábitos en lo referente a la higiene puede dar lugar a una sonrisa saludable y bonita de por vida.

 

Las medidas principales que debemos tomar para evitar la aparición de caries son:

 

  • Evitar la transmisión de bacterias que generan la caries, de la saliva de un adulto al bebé. Intentando compartir lo menos posible utensilios con el bebé, como cucharas, cepillos, etc y evitando los besos en la boca.
  • Evitar el exceso de azúcar en la alimentación, puesto que esto puede dar lugar a la aparición de bacterias.
  • No mojar el chupete en azúcar, miel y otros similares.
  • No dejar al bebé durmiendo con el biberón de leche durante toda la noche. Esto da lugar a un problema frecuente conocido como caries del biberón. Esta caries se origina por el contacto repetido y mantenido del azúcar con los dientes del bebé.

 

Para la caries del biberón se aconseja:

 

  • No agregar azúcar o edulcorante al biberón.
  • Limpiar los dientes antes de dormir
  • Abandonar el biberón nocturno cuando se hagan visibles los primeros dientes.
Abrir chat
Hola 👋, ¿Cómo podemos ayudarte?