Llamamos bruxismo a al acto no voluntario de rechinar y apretar los dientes y mandíbulas. Suele darse en personas estresadas (el 75% de las personas que sufren bruxismo tienen estrés) y a su vez genera más ansiedad y frustración a quienes la padecen. También sabemos que suele darse más a menudo en personas competitivas, con una personalidad agresiva o que tengan tendencia a actuar de forma rápida, y que cualquier tipo de bebidas excitantes como el té y la cafeina pueden empeorarlo.

Muchas veces no nos damos cuenta de que estamos rechinando los dientes hasta que un conocido nos lo dice y otras veces nos causa dolor en los dientes y en la articulación  temporomandibular, causando a la larga deterioro de la estructura dental, aflojando o pulverizando los dientes.

¿Cómo puede solucionarse el bruxismo?

Cuando acuda a su clínica dental, su dentista le ayudará a averiguar la causa del bruxismo y le dará prácticos consejos para evitar el estrés o cualquiera que sea la causa. A su vez determinará el daño dental que se ha originado y si es necesario elaborará una férula dental diurna para proteger sus dientes y evitar que se siga deteriorando el esmalte dental y sus piezas dentales.

 

Contáctanos